Celebramos la Solemnidad de Cristo Rey del Universo; todos los fieles de nuestra parroquia incluyendo sus comunidades se unieron hoy para esta grandiosa solemnidad.

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas de pie y boda

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie, multitud y exterior

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior

Dando inicio a la celebración con una procesión desde el santuario rumbo a la cancha del colegio san Luis, en donde se celebraría la Santa Eucaristía.

En la homilía nuestro párroco, Francisco Reyes, habló de la importancia que tenían las ovejas para el pueblo en aquel entonces, ya que en la primera lectura se nos muestra a Dios como pastor de ovejas, quien se preocupa por el bienestar de las mismas.

La imagen puede contener: 11 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, multitud y exterior

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie, multitud y exterior

La imagen puede contener: 12 personas, multitud y exterior

“Pidamos al Señor la gracia des ser ovejas completas” dijo nuestro párroco. Ya que no podemos llamarnos ovejas de Dios si andamos “renqueando” en nuestra vida espiritual.

Al mismo tiempo hizo referencia a la importancia del silencio en nuestras vidas. “Es importante hacer silencio para escuchar los toques que Jesús hace a nuestra puerta”, resaltó.

Nuestro párroco, nos hizo la referencia de la Iglesia como esa gasolinera espiritual, en donde debemos llegar para llenar nuestro tanque de Dios. Por ende, preguntó al pueblo de DIos “¿Hemos acudido a doblar nuestras rodillas por lo menos una vez al mes?”. En este cierre del ciclo litúrgico es importante reflexionar en nuestra vida espiritual, preparándonos para el nacimiento de Jesús.

La imagen puede contener: una persona, de pie

La imagen puede contener: una persona, de pie e interior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas de pie e interior

La imagen puede contener: una persona, interior

Finalizó la homilía con la siguiente petición: “Que el Señor reine en nuestras vidas”.

Fotos tomadas del Facebook de Parroquia Divina Misericordia