La congregación de las hermanas de la Cruz del Sagrado Corazón, originaras de México, celebraron el 1ero de noviembre por la tarde, el primer aniversario de erección canoníca, es decir un año de estar presentes en la Diócesis de Matagalpa que a la vez es la única casa que tienen en Nicaragua. A la celebración que presidió monseñor Rolando Alvarez, también asistieron los Frailes Franciscanos de la Renovación y fieles de la ciudad.

La imagen puede contener: 8 personas, personas de pie e interior

La imagen puede contener: 16 personas, interior

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie, flor e interior

Basándose en la segunda lectura de la solemnidad de todos los Santos, explicó que el cordero es quien permite a la multitud de elegidos contemplar el rostro de Dios, es quien revela y manifiesta a Dios permitiendo la visión beatifica y “ustedes hermanas de la Cruz todos los días tienen la dicha que gracias al cordero pueden ver el rostro del Padre, permaneciendo en la tierra contemplan al Padre, gracias a esta adoración Eucarística del cordero penetran en el corazón insondable de la primera persona de la Santísima Trinidad. Ustedes son parte de la multitud que en el cielo glorifican a Dios, ofreciendo su vida y oración por la santificación de los ministros del Señor”.

La imagen puede contener: 3 personas, barba

La imagen puede contener: 16 personas, personas sentadas e interior

“Al parecer tenemos una relación los sacerdotes y ustedes, porque nosotros indignamente les ofrecemos al cordero que se inmola por nuestra redención, y ustedes pasan de rodillas adorándolo, pero también las hermanas de la Cruz tiene una relación muy particular con la Iglesia que peregrina en Matagalpa que es inminentemente Eucarística y permanece en adoración perpetua, pues la inmensa mayoría de nuestras parroquias e incluso comunidades tienen capillas de adoración perpetua, y una Iglesia que adora a Jesús sacramentado en su cuerpo, alma, sangre y divinidad ya no es la misma, porque a ellos el Señor les revela el rostro del Padre y le permite vivir los misterios del Señor, él silenciosamente va realizando prodigios y portentos en su pueblo”; explicó.

La imagen puede contener: una persona, sentada e interior

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas

La imagen puede contener: una o varias personas

La imagen puede contener: una persona

Monseñor Alvarez, al agradecerles por su presencia en la Diócesis, también expresó que el Señor a todos recuerda que si es posible ser santos, y “hoy nos motiva para que a diario le pidamos la santidad, para que en medio del pecado no tengamos miedo de pedirle esa gracia, porque el pensar que es imposible ser Santos es obra del maligno, quizás no seremos Santos de altar pero Santos al fin, de la calle, de los corrientes y comunes. Aunque no seamos siervos de Dios, ni muramos en olor a Santidad, si le pedimos con corazón sincero y con recta intención el Señor nos permitirá morir siendo Santos, porque no existe una persona que aún siendo pecadora y suplicando la santidad no la obtenga. Pidamos que los Santos todos los días nos concedan vibrar y experimentar en la existencia la Santidad”, concluyó.

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie

La imagen puede contener: una persona

La casa de las hermanas está ubicada del colegio Hogar Guadalupe, 1 cuadra al oeste y media al sur en la ciudad de Matagalpa, siendo su espiritualidad la contemplación de Jesús Sacramentado, es por eso que pasan día y noche ante su presencia sacramental.

Publicado originalmente por Diócesis de Matagalpa