El Papa Francisco, en un discurso dirigido a miembros de la Federación Luterana Mundial en el Vaticano, afirmó que católicos y luteranos “no pueden permitirse ser adversarios o rivales”, y exhortó a “buscar y promover una mayor comunión en el amor y en la fe”. Read More